lunes, 13 de febrero de 2012

BANCOS DE TIEMPO DIFERENTES (VIII): EL BANCO DE TIEMPO DE COUCHSURFING MADRID (Colaboración de Nnmko, creadora y coordinadora del BdT en CouchSurfing Madrid)

Para celebrar su primer aniversario en febrero de 2012, el Banco de Tiempo de CouchSurfing ha contado con más de 300 miembros. Constituye el primer y, según nuestro conocimiento, todavía único BdT de esta red mundial que asocia a más de tres millones de viajeros. Su acción es de ámbito local, si bien aglutina a miembros en el mundo entero, curiosos o deseosos de participar en él cuando viajen a Madrid.
Al conocer CouchSurfing, me pareció que constituiría una base idónea sobre la que hacer cuajar un BdT, debido a tres aspectos fundamentales de esta red:
1. Confianza. CouchSurfing es una red de personas que se ofrecen como anfitrionas para aquellos miembros de la comunidad que quieran visitar su localidad, proporcionándoles, como elemento emblemático, su sofá (couch) para pasar la noche. A la vez que el sofá, o en lugar de éste, también pueden ofrecerse como guías o acompañantes, de forma que el viajero no se vea abocado a recorrer el mundo cual necio guiri. Tras esta experiencia compartida, huésped y anfitrión escriben una referencia en el perfil del otro, que permitirá a los demás miembros de la comunidad evaluar la confianza que uno y otro les merece.
2. Afinidad. Tras registrarse, lo primero que debe hacer un miembro es cumplimentar su perfil. En él resaltará sus experiencias vitales, su personalidad y sus intereses, los idiomas que habla, pero también las características destacadas de su hogar y las reglas que en ella imperan, de forma que tanto el anfitrión como el huésped puedan encontrar a la persona idónea con la que conectar.
3. Cultura del intercambio, colaboración y ayuda mutua. CouchSurfing trata de rescatar la dimensión humana del intercambio intercultural, ofreciendo la posibilidad de acceder a aspectos que la industria turística no permite comprar. Pero además, la edad promedio de los miembros de CouchSurfing es de 28 años, edad en la que los, a menudo, escasos recursos monetarios constituyen un acicate para la ideación de planes que no los requieran.
Un año de funcionamiento evidencia que los beneficios son bidireccionales, en la medida que CouchSurfing también se ha enriquecido con el BdT. En efecto, esta red se compone de comunidades locales que se agrupan según características o intereses compartidos. Así, CouchSurfing Madrid consiste en un grupo general que, a su vez, se divide en subgrupos como el de Arte&Cultura, Mayores de 35 y, ahora también, un BdT. Estos grupos crean comunidad, organizan eventos colectivos para acoger a los viajeros, se organizan para viajar, etc. En este sentido, el BdT facilita la consolidación de múltiples dimensiones:
i. prácticas, facilitando, por ejemplo, encontrar usuarios con los que intercambiar el aprendizaje de idiomas;
ii. relacionales y de pertenencia, integrando por ejemplo más rápido a los viajeros que residen en Madrid por un espacio corto de tiempo;
iii. de autoconocimiento, permitiendo a los usuarios tomar conciencia de todo lo que pueden ofrecer, a veces, simplemente en tanto que acompañantes para pasear por la ciudad;
iv. de autoconfianza y autoestima, valorizando, por ejemplo, lo exótico que un viajero aporta a la comunidad;
v. de crecimiento personal, fomentando el intercambio con personas y culturas muy diversas e incorporando incluso prácticas de otras culturas;
vi. creativas, como recoge uno de nuestros intercambios que más interés despertó y usuarios aglutinó: «Busco gente con tiempo. A cambio ofrezco días inolvidables». ¿Qué viajero en busca de experiencias genuinas alejadas del turismo comercial no se vería irremisiblemente tentado por este ofrecimiento?
De cara al futuro, nos proponemos dos objetivos:
1. Seguir consolidando la cultura del intercambio de servicios y habilidades en CouchSurfing, expandiéndola en una ambiciosa red mundial de BdTs en CouchSurfing;
2. Comprender la especificidad de los problemas que un BdT entraña en una comunidad tan particular como la nuestra: usuarios muy viajeros, intercambios muy dirigidos al ámbito cultural y el crecimiento personal, una cultura que a veces entiende con dificultad los intercambios reglados o la generación de deuda con el BdT...
Para acometer esta titánica labor, recién contamos con un segundo coordinador, Rafael Villeta, para quien nuestro BdT constituye «la oportunidad de hacer crecer un estilo de vida en el que el dinero cuenta menos, de destinarnos menos a trabajar por un salario y más a las relaciones humanas». 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails