jueves, 18 de diciembre de 2014

KAPITAL TRUTH, UNA MONEDA EDUCATIVA Y SU SIMULADOR DE USO (Colaboración de Francisco O. Martínez)

Kapital Truth es un programa que sirve para crear una moneda social electrónica, especialmente útil en un entorno educativo. Es una aplicación web y por tanto ejecuta en un servidor web, pero acabamos de lanzar un simulador para que cualquiera pueda entender mejor su funcionamiento, sin necesidad de instalar el programa en sí.

De momento, sólo en español, este primer simulador es una maqueta reducida. Con él puedes, a un mismo tiempo, ser todas las personas que lo usan, incluida su administración, revelando de un solo vistazo las valoraciones y transferencias mutuas, cosa que, por privacidad, por intimidad, nunca puede verse en el programa real.

Como ya contamos aquí eneste blog hace un año, Kapital Truth reparte dinero en función de valoraciones mutuas cotidianas. Su respaldo se funda en una renovada confianza mutua. Desde el oro o la sal, en la evolución histórica del dinero, supone una máxima aquilatación, abstracción, porque las de Kapital Truth no son criptomonedas, no posees en tus dispositivos un código "moneda", tan sólo un número en tu pantalla de la cantidad de riqueza del total común social que hoy te correspondería. Número que conocéis solamente tú y el administrador. No contempla oxidaciones. Monetiza valores y comportamientos sociales, no privados, y plantea así una reflexión sobre con qué otros valores y comportamientos se nos monetiza hoy con dólares o euros, y con qué tiempos y modos. Uno de sus rasgos es la estanqueidad de la cantidad de sus monedas. No crece su masa monetaria, el Tesoro, de modo que aumentar la riqueza social de bienes, servicios e intercambios supone mantener o bajar precios. Por simplicidad, no hay decimales ni céntimos. Funciona entre personas que pueden llegar a tratarse en el mundo real. Resulta ser una estupenda moneda educativa. Las opiniones mutuas del alumnado, convertidas en monedas, retroalimentan sus mejores comportamientos sociales.

En el simulador juegas a poner posibles opiniones sobre un tablero cartesiano. Valoras con tres intensidades: No cumple un buen valor, Sí lo cumple, Doble: lo cumple mucho. No existe un botón-castigo. Después, al pulsar el botón Ejecutar reparto, se pone en marcha el mecanismo por el que el mutuo aprecio se convierte en dinero, ¡pero nunca al revés! Hemos puesto una cantidad fija de cien monedas. Si no hubiera suficientes para todos los méritos dados, el repartidor pasará sucesivamente una "lima recortadora”, aquí sólo en el caso de cinco personas y tres preguntas, todas sentenciadas al doble. En todo momento puede pagarse una transferencia instantánea, por una asistencia educativa o en pago de algún bien o servicio.


Como una canoa, un avión o un autobús, sólo se mueve y tiene sentido cuando se llena de gente. Aquí puedes jugar a conducirlo, y sabrás manejar el programa real.




jueves, 11 de diciembre de 2014

VIDEOCONFERENCIA GRUPAL PARA BANCOS DE TIEMPO, LUNES 15 DE DICIEMBRE

En Barcelona la gente de la ADBdT - Asociación para el Desarrollo de los Bancos de Tiempo - se van viendo con cierta frecuencia, pero echan de menos a todos los que somos de fuera y no podemos participar.

¡Nada que no se pueda resolver con un poco de tecnología!  Por eso la ADBdT ha organizado un hangout (videoconferencia grupal) para el próximo lunes 15 a las 20:00h (hora española) para que podamos realizar un encuentro virtual de la ADBdT. Los temas a tratar dependerán un poco de los que podamos asistir como participantes: presente y futuro de los Bancos de Tiempo, papel de la ADBdT, necesidades de los Bancos de Tiempo, los Bancos de Tiempo en el mundo, etc... Ya están inscritos colegas de varios bancos de tiempo suramericanos que hablarán también de su experiencia. 

Haz clic AQUI para apuntarte al evento.



martes, 2 de diciembre de 2014

CRONNECTION, DEL BANCO DE TIEMPO A LA ECONOMIA COLABORATIVA

Cronnection es un mercado global en el que las personas, siempre que sean mayores de 18 años y cuenten con conexión a internet, pueden intercambiar su tiempo y sus objetos con otros usuarios por un valor virtual, de esta forma, no necesitan usar el dinero como moneda de cambio ya que Cronnection se fundamenta en el tiempo y en los puntos.

Cada usuario puede ofrecer su tiempo y los objetos que quiera vender, como beneficio a cambio de dar su tiempo o vender sus objetos recibe horas virtuales o puntos virtuales, que posteriormente puede utilizar para adquirir lo que necesite, ya sea el tiempo de otros usuarios u objetos que estén vendiendo. Así se crea un sistema económico alternativo al capitalismo.

-  ¿Qué es el consumo colaborativo?

El consumo colaborativo o economía colaborativa es un sistema económico en el que se comparten y se intercambian bienes y servicios a través de plataformas digitales.

Se refiere a la manera tradicional de compartir, intercambiar, prestar, alquilar y regalar, redefinida a través de la tecnología moderna.

El movimiento del consumo colaborativo supone un cambio cultural y económico en los hábitos de consumo marcado por la migración de un escenario de consumismo individualizado hacia nuevos modelos potenciados por los medios sociales y las plataformas de tipo peer-to-peer (red-entre-pares o red-entre-iguales).

En los servicios de consumo colaborativo las barreras de desconfianza se ven minimizadas gracias al uso de perfiles de usuarios con valoraciones y referencias añadidas por otros usuarios, lo que da origen a nuevas maneras de relacionarse, intercambiar, y monetizar habilidades y/o bienes económicos, lo que era impensable hace unos años.

- ¿En qué se diferencia con proyectos semejantes?

Cronnection tiene varias diferencias con otras plataformas basadas en bancos del tiempo, los más destacables son los siguientes:

-  La globalización: Cronnection puede ser usada por cualquier persona del planeta con más de 18 años, da igual de donde sea y las limitaciones que tengas, si tienes conexión a Internet, puedes comenzar a beneficiarte de ofrecer tu tiempo y tus objetos. Y es gratis.

- La escalabilidad: nos centramos en construir una herramienta que facilite la negociación y los acuerdos entre particulares, siempre con la visión puesta en un uso masivo y global de la plataforma. Eso nos permite realizar muchos intercambios desde la distancia, por ejemplo se pueden dar clases de inglés vía webcam o mandar un objeto comprado de un país a otro, gracias al streaming y a los envíos por mensajería.

- Monetización: en Cronnection los usuarios pueden ganar dinero, vendiendo sus horas y sus puntos virtuales a otros usuarios.

- Gamificación: tenemos un completo sistema de gamificación desarrollado que premia el uso de la plataforma y el buen hacer en los intercambios realizados.

- Alternativa real al sistema económico actual: Cronnection ofrece a cualquier usuario la posibilidad de obtener, únicamente a partir de su tiempo o de sus objetos, el tiempo de otros usuarios (con todos los servicios que ello conlleva), objetos de otros usuarios o dinero, puede parecer una tontería pero no lo es, es anticrisis, es revolucionario. Es un nuevo sistema laboral, comercial y económico y a pesar de que otras webs presentan interesantes iniciativas de intercambio de tiempo o de objetos, consideramos que nuestro producto tiene ventajas significativas frente a otros modelos. Es un sistema completo, solido, claramente definido y con la tendencia marcada hacia el crecimiento y el ofrecer más posibilidades para sus usuarios desde una base estable.

Estas son las diferencias básicas con otros bancos del tiempo o plataformas de venta o intercambio de objetos.

- ¿Cómo nació la idea?

La idea nació hace un par de años, cuando uno de sus fundadores, Santi Gómez, se preguntó a si mismo: ¿es posible un mundo sin dinero? De esa respuesta surgió la idea de crear Cronnection, porque antes de que llegase a la sociedad el concepto del dinero, existía el trueque, y pensó que hay otras maneras de consumo posible, otras maneras de vivir, de organizarse, y sin que se tenga que pagar por ello. Por ese motivo apareció el concepto Cronnection.” El dinero es válido en todo el mundo porque todos asumimos y aceptamos su validez, pero eso puede cambiar de un día para otro. En el momento en el que la población decidamos utilizar otras formas de comercio que no se basan en el dinero y comiencen a ser más habitual otras formas de pago alternativas, se crearan nuevos mercados, nuevas reglas y nuevas oportunidades. El dinero es una gran herramienta, pero quizá no sea la mejor, ahora tenemos internet y un capitalismo que se derrumba año a año, ha llegado el momento de utilizar los recursos de los que disponemos para confeccionar sistemas sólidos, coherentes y sanos. El auge del consumo colaborativo es un ejemplo de que el sistema económico y la conciencia de los individuos (y por ende, la de la masa), están evolucionando. Es más, el sistema económico está cambiando como consecuencia de una evolución de la conciencia del individuo.








martes, 18 de noviembre de 2014

SARDEX: UN BARTER PARA LA COMUNIDAD (Colaboración de Andreu Honzawa y Lluís Muns)

Hace pocos días estuvimos en Cerdeña, en un intercambio de experiencias con el sistema de crédito mutuo de Sardex (http://www.sardex.net/) Este proyecto lo iniciaron 4 jóvenes emprendedores del pueblo de Serramana, hace 5 años. Hoy en día, gestionan más de 2.300 empresas en su red, en donde el año 2013 se realizaron transacciones en moneda complementaria por más de 36 millones de Euros. Recientemente han extendido su modelo integrando a los trabajadores de las empresas inscritas, y se disponen a extenderlo hacia los consumidores durante el próximo año. Este singular modelo es un claro caso de éxito que ya se está expandiendo a otras siete regiones de Italia.

De todo lo que aprendimos, quiero enfocar el contenido de este post a algo específico que me llamó mucho la atención: el carácter comunitario de esta red, y su impronta de sentimiento de pertenencia, en contraposición al carácter más individualista de otros sistemas Barter típicos de países anglosajones. Lo resumo en seis puntos, todos ellos interrelacionados y que dan coherencia al modelo Sardex.

1) Cuando se contacta con una empresa interesada para participar en el proyecto, el mensaje inicial se basa en la necesidad de superar juntos la crisis de la isla y de su comunidad, mediante la cooperación y estabilización de relaciones con clientes y proveedores locales. La puesta en valor de la fuerza identitaria integra elementos tan diversos y a la vez tan potentes como la cultura, o incluso la forma de ver y entender las relaciones humanas permite que se generen vínculos sociales que van mucho más allá que la simple relación comercial.

Por otro lado se transmite un mensaje muy estudiado del por qué los Barters son la nueva forma de economía del siglo XXI, que se basa en la colaboración y las nuevas tecnologías. Una vez esto está entendido, presentan también los beneficios económicos. En cambio, los Barters anglosajones se centran primero en explicar los beneficios económicos individuales para la empresa, mientras que la participación en la red comunitaria es visto como algo subsidiario.

2) Cuando una empresa se da de alta, se estudia y planifica su potencial de gasto en moneda Sardex, conectándola inmediatamente con los proveedores dentro de la red. Una vez establecida esta capacidad de gasto, se le buscan clientes estables en Sardex que le puedan traer ingresos equiparables a su capacidad de gasto dentro de la red. Se presenta la red Sardex como un club selecto (hay más de 100 empresas en lista de espera) donde solo se deja entrar a empresas a las que saben que, por una parte, continuamente Sardex les puede traer clientes y, por otra, su pertenencia al club no romperá el equilibrio en las tipologías de oferta y demanda en su red de intercambios.

3) El modelo de ingresos se basa en una cuota anual relativamente alta (de 300€ para microempresas a 3.000€ para grandes empresas) pero con una tasa por transacción del 0%. Por lo tanto, solo entran los que serán miembros activos, pues la cuota anual tan alta desincentiva la participación de que no lo serán. En Sardex se da importancia a la interconectividad de la red mediante la planificación de la circulación de la moneda complementaria. En contraposición, los Barters anglosajones tienden a dar más prioridad al tamaño de la red, pudiendo entrar cualquier empresa pero sin que sepa de antemano qué clientes y proveedores va a tener y, por lo tanto, con intercambios comerciales más espontáneos. Esto encaja con el modelo anglosajón, con cuotas anuales más bajas pero con tasas de transacción de hasta el 10%.

4) El modelo de remuneración de los brokers, empleados que dan de alta nuevas empresas y que dinamizan los intercambios comerciales entre ellos, está muy relacionado con el punto anterior sobre el modelo de ingresos. En Sardex los incentivos son para el conjunto de brokers, en función del número de altas y del número de renovaciones anuales conseguidas colectivamente, lo que hace que éstos trabajen en equipo y se ayuden entre ellos. En cambio en los Barters anglosajones, los incentivos suelen ser individuales. Es habitual que un bróker compre derechos de exclusividad sobre una zona, a cambio de un porcentaje de la cuota anual y de las tasas de transacción de las empresas de esa área, por lo que no tienen incentivos a trabajar en equipo con los otros brokers.

5) Sardex descentraliza las funciones de brokering mediante seis oficinas locales repartidas por la isla, cada una con su propia centralita telefónica. Los brokers son siempre personas nativas, originarias de la localidad donde realizan sus tareas de dinamización comercial, por su conocimiento del tejido social y comercial donde trabajan. Se intenta dar un trato de proximidad con las empresas participantes, mediante el establecimiento de relaciones de confianza con los brokers, que realizan visitas presenciales frecuentemente. Esto contrasta con los Barters anglosajones, en que en algunos casos incluso se limitan a un servicio web, con poca intermediación de brokers y limitándose a contactos telefónicos.

6) Sardex no hace márqueting convencional como anuncios en televisión o radio, vallas y demás. Se centra en las redes sociales, márqueting relacional, y en el boca a boca. También patrocinan, solos o junto a empresas asociadas, a entidades comunitarias de la isla, como pequeños clubes deportivos, clubes de lectura, y entidades culturales similares. Nunca publicaron un anuncio, pero toda la isla los conoce por su impacto positivo en la economía local y en su comunidad.

Sardex es un Barter que demuestra una vez más la utilidad de este tipo de redes comerciales para una economía regional y, en particular, para el sector PYMEs. Con todo, Sardex es un modelo de éxito que ha conseguido construir su propio sistema organizativo ajustado al contexto cultural de su comunidad.







martes, 11 de noviembre de 2014

EL DINERO QUE IMPORTA SEGÚN QOIN (Colaboración de Agustín Pandolfini)

Qoin (www.qoin.org) es una organización sin fines de lucro, con sede en la ciudad de Amsterdam, que trabaja generando monedas complementarias con el objetivo de cambiar el sistema financiero global, aportando estrategias de desarrollo que valoren aquellas iniciativas que la monedas de curso legal no pueden, no quieren o no saben hacer.

Desde 1998 Qoin esta brindando asistencia a gobiernos, empresas, instituciones financieras, ONGs y a ciudadanos, en el uso y en la implantación de este tipo de monedas. Durante estos más de 15 años de trayectoria ésta institución ha desarrollado monedas que han permitido mejorar la calidad de vida de los ciudadanos a través de diferentes propuestas, tal es el caso de Makkie, donde actualmente  se recompensa el trabajo voluntario para el cuidado del barrio Makassarsquare del sur de Amsterdam, o lo que fue el proyecto  Nu Spaarpas  destinado a inculcar hábitos responsables con el medio ambiente y recompensar las acciones “verdes” de los ciudadanos de Rotterdam que funciono durante mas de un año en 2003. Así mismo fue parte de Barataria, una iniciativa que se inspiro en las experiencias del WIR, las compañías comerciales de trueque y las experiencias de monedas de Ciudades enTransición. El objetivo era encontrar formas de involucrar a las empresas locales en las redes de intercambio de la comunidad como una manera de aumentar su impacto económico en las zonas mas afectadas por la crisis económica. 

En este esfuerzo permanente por desarrollar cambios significativos en el paradigma socioeconómico cabe mencionar la colaboración de Qoin en la creación y en la implementación de las monedas Brixton Pound y Bristol Pound, que juegan un rol crucial en la estrategia para el desarrollo social y económico local de estas dos ciudades británicas.

Así mismo y como parte de esta estrategia para generar modos alternativos de comercio ha surgido TradeQoin (www.tradeqoin.com). Esta plataforma de relaciones comerciales B2B opera en los Países Bajos, en la cual Qoin es el principal promotor. Esta plataforma para el intercambio comercial de bienes y servicios, es una herramienta fundamental para establecer un nuevo modelo de comercio, fundada en la confianza y el comercio reciproco, con la cual TradeQoin se propone mejorar las condiciones de las pequeñas y medianas empresas, con el objeto de incentivar el desarrollo local a través del trabajo. Para esto, TradeQoin se basa en un sistema de créditos mutuos a saldo cero y un sistema de créditos que sirve para incentivar el comercio, mejorando la producción y aumentando los niveles de ingresos de las compañías implicadas.  El sistema funciona con una  moneda complementaria electrónica llamada  “TradeQoin”  que es el medio de pago y unidad de cuenta y cuenta con paridad al Euro de uno a uno, aunque no es convertible a él y solo puede ser utilizada dentro del circuito de TradeQoin.  

Por último y entre los proyectos más recientes, Qoin está trabajando en el lanzamiento de una Wiki (community-currency.info/es) sobre monedas complementarias. Esta páginas busca colaborar y extender los conocimientos sobre monedas, y hacer de ella una fuente abierta de consulta y propuestas sobre el mundo de las monedas complementarias. Con este tipo de propuestas y su convicción respecto de un cambio posible y real, Qoin siempre busca desde su lugar construir alternativas que aporten a generar sistemas mas justos, apostando por las monedas complementarias como una herramienta eficaz.






LinkWithin

Related Posts with Thumbnails