jueves, 8 de septiembre de 2011

SOBRE LA COOPERATIVA INTEGRAL CATALANA

La COOPERATIVA INTEGRAL CATALANA ó CIC es un modelo económico alternativo basado en la utilización de una moneda social de carácter físico y virtual – utilizan a tal fin una página web surafricana denominada CES para la gestión de cuentas de sus asociados al modo de una red de trueque o banco de tiempo -  una estructura legal en forma de cooperativa y un mercado interno de productores y consumidores que utilizan moneda social para efectuar intercambios de productos y servicios;  uno de sus principales promotores es Enric Duran, conocido activista antisistema protagonista de una estafa multibancaria por importe de cerca de medio millón de euros, dinero que parece invirtió entre otras cosas en publicar un periódico gratuito donde esbozaría las principales ideas de lo que acabaría convirtiéndose en  la denominada “Cooperativa Integral Catalana”.
El modelo de moneda que se utiliza en esta cooperativa está basado en la experiencia anterior de unas redes de  intercambio ya existentes en Catalunya bajo la denominación de Ecoxarxas, como era  el caso fundamentalmente de la Ecoxarxa del Montseny y de la asociación Xarxa Eco de Tarragona, experiencias que traté en mi libro previas a la aparición de la CIC y que se iniciaron a principios del año 2009; la primera de ellas con su moneda Ecoseny es la más cercana a la fórmula del CIC, pues implementaba en sus orígenes tanto una red de intercambios similar a una red LETS o banco de tiempo como una cooperativa de consumo, con la diferencia que la moneda local no podría obtenerse en ningún caso a cambio de euros; El ECO de Tarragona estaba más dirigido al comercio local como moneda de fidelización, implementando una red de intercambios entre particulares que facilitaba además la obtención de ECOS que se podían utilizar en esos mismos comercios.
Ahora mismo coexisten en Catalunya quince ecoxarxas que trabajan conjuntamente a través de un programa informático residente en una web surafricana, CES, permitiéndoles el libre intercambio de moneda social entre sus miembros e incluso entre miembros de diferentes redes, en este caso de las catalanas (es un proyecto exclusivamente regional o nacional, táchese lo que no proceda). La moneda que utilizan es el ECO (algunas ecoxarxas tienen denominaciones específicas), y sus promotores la consideran como una combinación de diferentes experiencias paramonetarias, como son las redes LETS – implementan realmente a través de CES una red de trueque al uso para intercambio de bienes y servicios – y las monedas de las Iniciativas de Transición o las Regiogeld Alemanas que pueden cambiarse por euros, al objeto de que el comercio local pueda participar de la misma. El motivo por el que permiten la entrada del Euro en su sistema y lo que les diferencia de los sistemas mencionados donde el dinero se queda depositado en un banco o entidad de confianza hasta que el comercio lo recupera es por la necesidad de poder obtener productos a través de lo que ellos denominan “central de compras” que a la manera de una cooperativa de consumo compra a productores próximos y ecológicos productos que aun no se producen dentro de la red – con la condición de aceptar parte del pago en moneda social - y los vende en este caso en moneda social en ferias que cada ecoxarxa realiza periódicamente, tanto a miembros como a no miembros que pueden adquirir la moneda social a cambio de euros (tienen intención también de abrir "ecotiendas" de venta permanente). 
Parte de su filosofía es considerar que su trabajo como experiencia económica y social se realiza en tres espacios económicos concéntricos, el primero de ellos basado en una economía de donación, sin registro alguno y basado en la ayuda mutua y que se da entre los individuos que forman parte de espacios colectivizados; un segundo espacio de intercambios directos e indirectos donde se utiliza la moneda social, con registro por tanto de los intercambios y basado en la reciprocidad, en este caso dentro de un entorno cooperativo, social sostenible; y un tercer espacio de interacción con el que ellos denominan “sistema hegemónico” y en la periferia de este sistema, en el que seguimos utilizando los euros. Han ideado además diferentes modelos de moneda que van desde una moneda educativa para los niños, una moneda provisional para las ferias periódicas que realizan, una moneda para aquel que no pertenece a ninguna red local pero quiere formar parte del sistema (el “ECOcoop”) o incluso una moneda diseñada para convertirse algún día en renta básica, en estos momentos en fase de definición. 
La Cooperativa Integral Catalana (CIC)  se trataría entonces de una propuesta más amplia  o más “política” (en sus sentido más amplio) que cualquier otra experiencia paramonetaria que conozcamos – propone realmente la constitución de sociedades o comunidades ecorresponsables, autónomas y autosuficientes independientes del sistema - si bien el hecho de que territorialmente actúen solo a nivel  de toda Catalunya desmerece la propuesta y la acerca al ámbito de la política en minúsculas (Pregunta necesaria de un ciudadano del mundo: ¿Porqué no se atreven con el concepto “biorregión” en vez de el de “nación”, más obsoleto y tan a la par y similar a lo que es la moneda nacional?). 
Otra nota de valor es que la CIC une a todas estas redes locales y a todos sus productores y consumidores a fin de poder resolver a través de la estructura de una empresa cooperativa todos los requisitos legales de los intercambios económicos que se producen entre sus asociados, lo que le otorga credibilidad pública, si bien ellos mismos creen que no quieren convertirte en un problema para el sistema sino simplemente en una opción viable   alternativa de vida. Tanto CIC como las diferentes Ecoxarxas suman actualmente más de tres mil personas en Catalunya, propuesta que además ha llamado la atención en el resto de España a partir del movimiento 15M como una puesta en práctica de todos sus planteamientos, más allá incluso de mercadillos de trueque o incluso bancos de tiempo  que parecen ser lo que más se ha utilizado de este universo paraeconómico alternativo hasta la fecha. Este próximo sábado estarán además en Madrid explicando su modelo. Hay una guía en castellano sobre lo que es la CIC, os recomiendo su lectura si queréis profundizar en ella.



2 comentarios:

  1. jodamos a monsanto. http://redjedi.foroactivos.net/t2605-kiwicha-la-planta-sagrada-de-los-incas-desafia-al-gigante-transgenico-monsanto#18616

    ResponderEliminar
  2. Leyendo un poco sobre el tema y después de haber escuchado a más de un "comercial" que promueve el uso de la misma, me da la impresión de que esto es una nueva forma de generar un mercado paralelo exento del pago de impuestos, esos que nos permiten disponer de seguridad social, ayudas sociales y circular por carreteras, calles limpias, e iluminadas entre otras cosas. Con este tipo de sistema se fomenta la economía sumergida, y se obliga a sus trabajadores(los integrantes de la cooperativa)a depender de ella para adquirir productos con esa moneda social, productos que curiosamente produce la misma cooperativa u otras similares, generándose una falta de competencia evidente. En algunos casos, algunas cooperativas que utilizan este sistema pagan parte del salario de sus trabajadores en euros, pero es una parte muy pequeña, de esta forma se aseguran mano de obra barata y completamente dependiente, ya que esa moneda solo sirve para comprar a los productores que la acepten, entre ellos la cooperativa que los contrata. Mal negocio depender exclusivamente de los promotores del invento, ya que ellos marcan el precio y si no te interesa ya sabes donde te puedes meter la "moneda". Por cierto que arriesgaron para crear esa moneda? Invirtieron su patrimonio, y el creador de la misma, que valor le dio a las suyas y que número de las mismas puso en su cuenta? Sabemos que la moneda tradicional viene del patrón oro, pero esta..... En que se basa?.
    Otra cosa que me llama la atención es que esta promovida por anticapitalistas, pero estos no dudan en aprovecharse de los servicios que el sistema según ellos "capitalista" dota al ciudadano, como por ejemplo la sanidad.
    Diferente sería si se pudiera cambiar la moneda social por euros y viceversa, ya que en caso de que los precios de los productos o los mismos productos vendidos a cambio de moneda social no me interesarán podría comprar en euros, pero no se puede hacer por tanto quien me garantiza que esa moneda que adquiero invirtiendo en este caso mis euros pueda utilizarla para lo que a mi me interesa? El problema es que si se pudiera cambiar a euros para que la querríamos? Por eso no se permite.
    En definitiva, un invento dirigido a crear una Red de negocio entre empresas que no pueden competir en el mercado actual, bien por falta de calidad de sus productos o por falta de mercado de los mismos. Al fin y al cabo de lo que se trata es de subsistir no? Y para ello todo vale, incluso aprovecharse de la buena fe de la gente en lo que al ámbito social se refiere.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails