miércoles, 4 de noviembre de 2009

APUNTES DE LAS JORNADAS SOBRE BANCOS DE TIEMPO EN BARCELONA/PARTE I


Como siempre un éxito de asistencia y de ponentes, mi enhorabuena a la Asociación Salud y Familia por la organización y preparación de este evento que reúne todos los años a entusiastas y participantes de bancos de tiempo de España y de todo el mundo.

Estos apuntes son las primeras correcciones o ampliaciones al contenido de mi libro “VIVIR SIN EMPLEO” que parece ser por las últimas noticias de mi editor aparecerá en librerías en  el mes de enero; el objetivo además de este blog era complementar una información que en papel se iba a quedar cada día más obsoleta, así como proseguir con las propuestas originarias del libro o cualesquiera otras que quisiéramos entre lectores y autor desarrollar a partir de sus contenidos.

En primer lugar no entendí porqué las primeras ponencias – entiendo que por políticas – se hicieron exclusivamente en catalán, me parece que algunos no entienden lo de la cooficialidad de lenguas en Catalunya ni el hecho que muchos de los asistentes (no es mi caso porque entiendo más o menos bien el catalán o me esfuerzo por entenderlo) eran exclusivamente castellano-parlantes, la cara de perplejidad de estos fue manifiesta durante la misma, no sólo en esta ocasión sino también en anteriores años; quizás una parte en castellano y otra en catalán hubiera sido suficiente, tanto para respetar la idiosincrasia debida y lógica al lugar donde estábamos como para ser más pragmáticos y resolutivos, pero me imagino que el dinero y otros intereses mandan incluso en unas jornadas de bancos de tiempo… no obstante tanto Elvira Méndez Como Josefina Altés, Directora Y Responsable de Bancos de Tiempo respectivamente de Salud y Familia, estuvieron  a la altura de las circunstancias y por encima de estas cuestiones menores.

Hubo también una crítica por parte de un asistente a las jornadas que fue muy apoyada por el resto del público de que los ponentes de los distintos bancos de tiempo no fueran representantes políticos de los ayuntamientos o instituciones implicadas, sino que fueran los componentes de las secretarías de los bancos de tiempo los que lo presentaran, pues lo harían desde La realidad del día a día y del contacto directo con los miembros del banco, pudiendo transmitir así mejor las cualidades y características de este o de aquel banco.

LOS BANCOS DE TIEMPO EN EUROPA: La primera ponencia “seria” fue de la de Martin Simon, Director Ejecutivo de Timebanking en el Reino Unido (Martín le conozco de Alcobendas donde le invitamos a unas jornadas internacionales de bancos de tiempo que organizamos hace unos años y de pasar unos días con él en San Javier junto a Rafa González, promotor de http://www.red-bdt.org/ y actualmente trabajando en Strohalm); actualmente coexisten 102 bancos de tiempo en Reino Unido con más de 800.000 horas intercambiadas, nace un banco de tiempo nuevo cada dos semanas, y el 68% de sus participantes son mujeres; tienen además una red nacional por el que pueden intercambiar tiempo por todo el país. Habló de dos bancos de tiempo modélicos, el de Blaengarw (pueblo minero de Gales) y el de Rushey Green (basado en la permacultura).

La segunda ponencia fue la de Raymond Nebot, Presidente del SEL de Marsella (Francia); nos comentó que el primer SEL nació en el año 1994 y que ahora hay unos 396 Sel en Francia con más de 40.000 personas, cada SEL tiene una moneda social propia y la denominan como quieren sus socios (en Marsella se la llama “sardina”), pero su  equivalencia siempre corresponde a una hora en unidades de 60; yo los menciono en mi libro en el capítulo que trata del trueque, quizás podrían ubicarse a medio camino entre redes de trueque y bancos de tiempo, pues se han ido adaptando poco a poco a la filosofía de estos últimos.

La tercera ponencia la realizó Maria Luisa Petrucci, Presidenta de la “Associazione Nazionale de la Banque del tempo” de Italia, y nos habló entre otras cosas de experiencias innovadoras de bancos de tiempo en universidades (en Roma y Taranto), en empresas entre empleados, bancos de tiempos multiculturales o multiétnicos, y el banco de tiempo de Vall Pellice muy vinculado a la permacultura.

Para terminar la mañana se presentó el libro “Los bancos de tiempo, experiencias de intercambio no monetario”, escrito por Carolina Recio – que fue quien lo presento, Elvira Méndez y Josefina Altés, publicado por la Editorial Grao, cuya lectura desde aquí os recomiendo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails