sábado, 23 de noviembre de 2013

BALANCE DE UN VIAJE: NUEVOS PROPOSITOS, NUEVAS INICIATIVAS


Ya han pasado tres semanas de mi regreso de Nicaragua, donde he estado colaborando en un proyecto de cooperación financiado por la Fundación La Caixa, gestionado en España por Medicus Mundi Navarra y en Nicaragua por la ONG local ODESAR, una activa y conocida organización del departamento central de Matagalpa o “Perla del Septentrión”, exuberante y tranquila región del centro de esta hermosa nación centroamericana con una historia reciente tan convulsa como intensa y apasionante. Personalmente ha sido una experiencia que espero repetir en breve por todas las expectativas cumplidas y por las nuevas vías de trabajo y colaboración abiertas, además de haber podido compartir con nuevos y viejos amigos un país (¡muchas gracias por todo, Pilar!), una forma de vida y un sentimiento diferentes. Desde aquí mi agradecimiento a todas y a todos los que han participado y colaborado en esta maravillosa experiencia, de corazón gracias y espero hasta muy pronto.

En tránsito hacia Nicaragua aproveché para pasar unos días en Estados Unidos y visitar en New Jersey a mi buena amiga Ana Miyares, convaleciente de una larga enfermedad ya prácticamente vencida, y con la que he podido compartir muchas cosas personales y del mundo de los bancos de tiempo en los lugares más dispares - recuerdo especialmente la visita que nos hizo Ana a Alcobendas para presentar el Banco de Tiempo Zona Norte de Madrid en el año 2006 y las visitas de Barcelona, San Javier, El Paso en Texas, o Miami por última vez - y ahora volveremos a colaborar juntos gracias a su colaboración en uno de los bancos de tiempo más importantes de Estados Unidos – el de las Enfermeras Visitantes de la ciudad de Nueva York – junto con otros bancos de tiempo españoles y de otros países.

Y la sorpresa inicial ya en Nicaragua fue que las tres cooperativas promovidas por ODESAR y con las que íbamos a trabajar tres semanas se dedicaban exclusivamente a producir productos orgánicos como miel, frijol, maíz, café y plantas medicinales ¡a partir de los principios de la Permacultura!, que es además desde donde yo me inicié en la economía alternativa gracias a Bill Mollison  y su libro “Principios de Permacultura” – que aun tengo en mi poder como una joya  – y donde hablaba por aquel entonces (años 80) de las primeras redes LETS como herramientas dinamizadoras para el desarrollo de comunidades sustentables. Además, los tres ejes sobre los que gravita la Visión de esta organización son nada más y nada menos que el Género, la Participación Ciudadana y la Agricultura Sostenible, algo muy diferente a mis primeras expectativas de un perfil clásico de Ong aparentemente sólo preocupada por un concepto vago y difuso de desarrollo económico y social.

¿Y a qué nos hemos dedicado exactamente allí? Para no extenderme mucho, os linkeo la web de la noticia de nuestra colaboración publicada en la web de Medicus Mundi Navarra, donde da cumplida información de nuestro trabajo.

Pero también hubo tiempo para hablar de economía alternativa, ya que por medio de varios colegas españoles y locales - gracias a Javier y a Jorge en especial - pudimos organizar una primera charla sobre los temas de este blog y de mi libro Vivir Sin Empleo, concretamente el 25 de octubre en un café cultural gestionado colectivamente en Matagalpa,  la “Casa Abya Yala” (Abya Yala significa “América” en el lenguaje del pueblo Kuna de Panamá y Colombia, término que se utiliza en su lugar por organizaciones, comunidades e instituciones indígenas de todo el continente), espacio donde tuvimos además la oportunidad de conectarnos días más tarde vía Skype con responsables de la Fundación STRO en Centroamérica para hablarnos de las diferentes iniciativas de monedas sociales existentes actualmente en Costa Rica, Honduras y el Salvador y la iniciativa fallida de una primera moneda social en Nicaragua en la ciudad de Estelí. Una de las colaboradoras de Abya Yala es una gaditana de nombre Andrea, conocedora de primera mano el Zoquito y el Puma ¡que agradable sorpresa además! y que fue además una de las promotoras del primer banco de tiempo nicaragüense en la capital Managua.

Pero el reto de este viaje no era cómo optimizar todo el dinero que se invierte en cooperación por parte de las diferentes instituciones que nos encontrábamos de una forma o de otra allí (por cierto que era y es considerable y no me atrevería a decir que insuficientemente aprovechada), sino en cómo visibilizar la economía de la que tratamos en este blog para empoderar a las diferentes comunidades y personas por encima de toda ayuda oficial o privada y facilitar así a las ONGs de desarrollo de una herramienta desconocida hasta ahora en estos momentos de escasez de recursos monetarios “tradicionales”. Y ese será el objetivo de una serie de artículos en este blog que bajo el título de “OTRA MONEDA, OTRO DESARROLLO” comenzaremos en breve y en el que pediremos la colaboración de diferentes expertos en la materia. Pienso entonces en la experiencia pionera del Banco Palmas en Brasil, en las diferentes iniciativas y monedas desarrolladas por STRO en Latinoamérica, en diferentes monedas sociales en África, etc.

Y después de este viaje y al hilo del título de este post daremos también un giro a mi perfil profesional, dando paso a esta vocación nómada y trashumante a un primer lugar más estable en mi vida, en la misma medida que se va dibujando el contorno de una nueva economía, unas nuevas finanzas y una nueva sociedad en sustitución de antiguas instituciones, ideas, usos e incluso profesiones en paulatino desuso o redefinición… En este sentido seguiremos trabajando en nuestro madrileño Laboratorio de Innovación Monetaria en MediaLab Prado (gracias Maria por tu colaboración); en el recientemente creado Instituto de la Moneda Social, primer Think Tank de economía paramonetaria de habla hispana gracias al apoyo de la Fundación INEVAL y a la de varios amigos entusiastas (Gracias Jordi, Susana, Enric, Miguel y Paco por contar conmigo); en el diseño y creación de diferentes iniciativas de monedas sociales por todo el territorio español; en prefigurar un nuevo entorno colaborativo internacional y una redefinición de la labor y objetivos de los denominados “bancos de tiempo 2.0”; en el comienzo de la actividad de 5RBase como primera entidad financiera que utiliza única y exclusivamente dinero social; y por último en seguir atendiendo a medios, público e instituciones en general en la difusión de los principios motores y propuestas del libro “Vivir sin Empleo”, predibujados en el texto de Michael Schumacher, “Lo pequeño es Hermoso” y que aluden al trabajo que estamos haciendo entre fronteras:

“…Hay tres abismos que separan los hombres: el abismo entre ricos y pobres, el abismo entre educados y los sin educación y el abismo entre el hombre de ciudad y el hombre de campo, que incluye la separación entre industria y agricultura. El primer problema de la ayuda para el desarrollo es cómo construir un puente sobre estos tres abismos. Se necesita un gran esfuerzo de imaginación, de estudio y compasión para hacerlo…”



Charla en Abya Yala, Matagalpa (25 de octubre)




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails