viernes, 22 de febrero de 2013

FREICOIN, LA MONEDA DIGITAL BASADA EN BITCOIN CON OXIDACION (Colaboración de Jorge Timón)


Para explicar Freicoin, uno se ve obligado a hablar a la vez de su hermana mayor, Bitcoin, para poder señalar sus similitudes y diferencias.

Bitcoin es la primera moneda digital descentralizada. Nadie controla la moneda, cualquiera puede participar en el minado con su equipo informático. Los mineros son necesarios para garantizar la seguridad del sistema. Ellos reciben las comisiones (mínimas) por transacción y también las nuevas unidades que se crean. La cantidad de bitcoins que se crearán al cabo de unos años está limitada a 21 millones, y nunca se creará ninguno más. Esto impide que banqueros centrales irresponsables creen inflación, burbujas o den privilegios a los bancos comerciales. Freicoin, por su parte, también tiene un número fijo de unidades que nunca se superará, pero en vez de ser 21 millones, son 100 millones.

Otra diferencia más importante es que la base inicial de Freicoin se distribuirá mucho más rápido (en menos de tres años) y no todo irá a parar a los mineros: 80 de los 100 millones los repartirá la Fundación Freicoin en forma de ayudas y becas para proyectos de caridad, desarrollo sostenible y enriquecimiento del conocimiento libre. Nos parecía un despilfarro darlo a todo los mineros, pues en realidad estaríamos "contratando más seguridad de la necesaria". Aunque esta decisión ha sido muy criticada desde ciertos sectores de la comunidad de Bitcoin, creemos que la mayoría de la gente no estará tan preocupada porque la distribución inicial no sea estrictamente p2p y sin embargo se alegrarán de que pueda ser aprovechada para hacer cosas más útiles.

Sin embargo, la auténtica razón de ser de Freicoin, la diferencia más importante con Bitcoin es que Freicoin tiene una característica de algunas monedas llamada frecuentemente en castellano "oxidación" (internacionalmente se suele usar el término "demurrage", que básicamente es un interés negativo sobre el dinero que permanece quieto. La razón de ser de esta cualidad es algo más difícil de explicar...

A pesar de las buenas intenciones con las que fuese creado Bitcoin, en muchos sentidos es equivalente al oro como dinero. Bueno, oro digital, pues tiene muchas ventajas más. Por ejemplo, un lingote de oro no se puede memorizar, enviar por internet a cualquier parte del mundo a un coste despreciable, ni se pueden hacer copias de seguridad del mismo.

Pero a pesar de lo que opinen la mayoría de seguidores de la escuela económica austriaca (a la que se adhieren la mayoría de entusiastas de Bitcoin), los ciclos económicos son causa directa del dinero que utilizamos y el oro también producía estos ciclos. El hecho de que la inflación Keynesiana fuese un parche que no ataca al problema desde la raíz y que nos aproxima al abismo de la hiper-inflación, no significa que el oro fuese una forma de dinero perfecta como los austríacos a menudo pretenden defender.

Si queremos hablar de atacar el problema de los ciclos y el despilfarro de recursos sistemático que supone el desempleo crónico que acompaña a un sistema monetario defectuoso, debemos hablar de Silvio Gesell. Su teoría económica es muy original y, aunque ha sido bastante ignorada, el propio Keynes se inspiró de alguna manera en ella. También, el premio Nobel Irving Fisher acabó por convencerse de que su propuesta era la mejor solución para conseguir estabilidad en la velocidad con la que circula el dinero. Es la teoría en la que se basa la nueva moneda Freicoin, la modificación del software libre Bitcoin que hoy os presento.

La teoría se basa en que existe un interés básico que no depende del riesgo ni la inflación sino que es causado de que el dinero (a diferencia de todo lo demás) no se estropea. Las inversiones no continúan cuando el rendimiento de capital baja por debajo de ese interés básico, lo que resulta en desempleo y, periódicamente, en ciclos monetarios deflacionistas. Para remediar estos problemas, por tanto, hay que eliminar ese interés básico en vez de atacar a la deflación (que es sólo un síntoma) mediante la creación de dinero, la inflación monetaria que hoy recibe nombres tan originales como "quantitive easing", "estímulo financiero", "inyección de liquidez" o "política expansionista". No es la escasez de dinero (cualquier cantidad es suficiente si éste es divisible) sino su estancamiento lo que causa los problemas y lo que debe evitarse.

Como nos explica el experto en monedas complementarias Bernard Lietaer, este interés básico que queremos eliminar produce, además, una mentalidad "a corto plazo" en las inversiones que impide que conservemos nuestro entorno y hagamos decisiones sabias, pues el interés hace que el dinero valga siempre más hoy, que la misma cantidad en el futuro.

Si eliminásemos el interés básico como pretendemos conseguir con Freicoin, los rendimientos de capital podrían reducirse - a través de la sana competencia - a cero tal y como lo hacen naturalmente el resto de beneficios. Podríamos disfrutar al fin de las ventajas de la libertad para emprender sin por ello conceder privilegios ocultos a los capitalistas. Podríamos tener, al fin, LIBRE MERCADO SIN CAPITALISMO.

Si estás interesado en saber más, no dudes en preguntar lo que te parezca en nuestro foro, así como en presentar alguna propuesta para ayuda o beca en la sección para la fundación.



3 comentarios:

  1. La teoría se basa en que existe un interés básico que no depende del riesgo ni la inflación sino que es causado de que el dinero (a diferencia de todo lo demás) no se estropea. -

    Esa parte no se entiende muy bien. Eso es el dinero actual? el free-coin?

    ResponderEliminar
  2. Eso es el dinero actual, el dinero cuando era oro y bitcoin, pero no freicoin (ni las monedas de credito mutuo a cero interés).

    Por cierto, el link a la entrevista en inglés está roto, se puede acceder desde aquí: http://bensonsamuel.wordpress.com/2012/10/27/jorge-timon-an-interesting-involved-bitcoiner/

    ResponderEliminar
  3. Hola,

    Los austriacos defiendan el oro como la mejor moneda posible, no como moneda perfecta. Es una gran diferencia.

    En cuanto a Gessel y Keynes, cometen un error gravísimo al sostener o pretender que el interés sea un fenómeno monetario, cuando es un fenómeno que tiene que ver única y exclusivamente con el tiempo.

    El interés es el precio del "tiempo económico" cuando se intercambia.

    http://eleconomistaprudente.com/?p=449

    Saludos

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails